AMANDA DE DIEGO

Encerrados

Esta serie se compone de treinta collages de pequeño tamaño, puertas y ventanas que encierran nubes en su interior. Me parece curioso como una puerta o una ventana puede hablar de las personas que viven en el interior de la vivienda, el tipo de barrio y la economía de la zona. Fotografío aquello en lo que encuentro una belleza y a la vez ciertas imperfecciones que lo hacen diferente a otros elementos y conforman su identidad. Este grado de imperfección que valoro en la imagen, es un factor de naturalidad y en ocasiones podría decirse que de humanización. Por ello me interesa tanto una pieza de madera abandonada en el campo, como una puerta madrileña en la que la lluvia y los grafitis han deformado la fría imagen de la fabricación industrial de sus elementos. Lo que me interesa en ambos casos es el factor que los hace únicos e irrepetibles, que les confiere una entidad individual e inigualable. Una de las cosas que más me llama la atención es como el desgaste cuenta la historia de los objetos. Es una forma de ver una verdad que no se ve del todo clara, toda su vida contada a través del deterioro. Recojo ese elemento tan atemporal como pueden ser las nubes, tan impersonales y naturales. Para mí representan ese mundo interior, en el que están las ideas, pensamientos, sentimientos, miedos… todos ellos vienen a ser una representación de las nubes. A través de la técnica del collage uno esos dos elementos, uno tan artificial y táctil como puede ser una puerta que se entreabre dejando ver su interior, unas nubes que pasaron y yo decidí fotografiar quedan representadas de manera estática. La serie Encerrados se compone de 30 fotocollages en los que una fachada y un cielo se unen creando un nuevo significado. Cada persona es diferente son como esos portales que han sido creados, los cuales reflejan el paso del tiempo. Y encierran un cielo, una nube una forma unos colores… Es la representación de las personas, tanto de manera personal como más universal, como cada una de esas composiciones es un individuo, con una fachada característica y un interior más frágil e íntimo.

Presencias Invisibles

Esta serie procura mostrar mi lado más íntimo, cuando me rodeo de esa naturaleza que me hace sentir con más intensidad, disfrutando de mi querida tierra, Galicia. Se compone de quince vídeos de quince segundos en bucle de una imagen fija, de un paisaje, un momento en el que se ponen los pelos de punta. En estos vídeos sólo vemos la presencia del viento, de los animales que están en contacto con el hábitat, del agua, todo producto de lo natural sin la manipulación del hombre. Son planos estáticos en los que el único movimiento que reina es el propio flujo de la naturaleza. En los videos vemos rocas, árboles, maderas, piedras… que han sufrido un desgaste en el que la propia naturaleza transforma y envejece los elementos cargándolos de años a sus espaldas. Ese viento, esas olas, ese entorno también me ha ido transformando y haciéndome más vieja cada vez que rozaban mis mejillas.

EXPOSICIÓN ACTUAL