EDUARDO GIL

Blanco sobre blanco

Comisario: Juan Puntes

15 septiembre - 12 noviembre 2016

El trabajo de Eduardo Gil toma como objeto principal la tensión entre la subjetividad individual y la identidad colectiva. Usando una variedad de medios, incluyendo vídeo, sonido, texto y objetos encontrados, explora las ambigüedades del lenguaje y la experiencia para reflexionar sobre la memoria, la historia, la política, la comunidad y las prácticas sociales.

 

Sus obras de arte utilizan el absurdo y la ironía como un medio inquietante, borrando las distinciones o rompiendo las nociones que a menudo son interpretadas como dicotomías fijas; por ejemplo, en el interior frente al exterior, aquí frente allí, sí mismo frente a otros, o lo que no tiene valor frente a lo que sí lo tiene. En sus instalaciones que impliquen orfanatos, su decisión de utilizar objetos sucios que una vez pertenecieron a los huérfanos implica tanto un impacto en la vida real de éstos - su objeto utilizado es elevado a la categoría de obra de arte y cada uno de ellos recibe uno nuevo reemplazado -, así como una artificial experiencia para el espectador, que despliega la superstición local, como una forma de ajustar cuentas con la pérdida profunda y la impotencia de cada niño.

 

Trabajando conceptualmente, Gil elige individualmente el medio para cada obra de arte, considerando el proceso de producción de arte y su mayor potencial, el impacto en el espectador. Su meta con cada trabajo es crear una experiencia específica, útil para el público en el que la identidad se despoja de su función convencional como un punto de apoyo estable, unidireccional y se convierte en multi-direccional, fluido y afluencia.

1/18

EXPOSICIÓN ACTUAL